Tel. (0343) 423 2405

Malvinas 91, 1° Piso - Paraná - ER -

Patologías

Es una alteración que se produce en la superficie de la córnea y la conjuntiva por falta de lágrima o porque ésta es de mala calidad. Como consecuencia, la superficie del ojo no está bien lubricada, lo que puede dar origen a molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea y la conjuntiva.

Sus síntomas son: sequedad ocular, enrojecimiento, picazón, ardor, sensación de arenilla o cuerpo extraño dentro del ojo, lagrimeo, cansancio ocular y en ocasiones disminución de la visión.

Las lágrimas humanas forman una película sobre los ojos
que los protegen de la irritación y los mantiene humectados y lubricados.

Las lágrimas cumplen diferentes funciones:
   * Defensa natural de la córnea y la conjuntiva.
   * Protegen el ojo contra el viento, calor, frío, smog.
   * Remueven partículas extrañas de la superficie ocular.

Una lubricación adecuada del ojo es posible mediante un equilibrio lagrimal que consta de la producción de lágrimas de buena calidad y un parpadeo normal.

Cuando ese equilibrio se rompe, o bien se altera por factores externos, la producción de lágrimas altera su composición o disminuye y existe posibilidad de desarrollo de lo que se conoce como «ojo seco».

    

¿Cuáles pueden ser las causas de Ojo Seco?
   * Infecciones oculares como blefaritis, conjuntivitis, úlceras corneales.
   * Factores ambientales como sol, viento, calefacción, aire acondicionado, uso de lentes de contacto, uso de computadoras.
   * Medicaciones: anticonceptivos, betabloqueantes, tranquilizantes, antidepresivos, diuréticos, conservadores encontrados
      en la mayoría de las gotas oftálmicas.
   * Cirugías Oftalmológicas (Cirugía Refractiva o de Catarata)
   * Alteración del parpadeo como en la parálisis facial.
   * Enfermedades generales como Artritis Reumatoidea, Sindrome de Sjogren, enfermedades del colágeno o enfermedades
      dermatológicas como la Rosácea.
   * Estado postmenopáusico

El tratamiento se enfoca en aportar lubricación, y dependerá de la causa y del grado de ojo seco que presente el paciente.