Tel. (0343) 423 2405

Malvinas 91, 1° Piso - Paraná - ER -

Patologías

Es la enfermedad vascular más frecuente de la retina. Se origina por el daño producido en los vasos retinianos a causa de la descompensación metabólica de la diabetes.
Se produce cuando los niveles de glucemia se mantienen elevados. Así las paredes de los vasos retinianos se alteran y se vuelven más permeables, dejando pasar fluido al espacio extracelular.
En casos más avanzados, se produce una proliferación de vasos sanguíneos anómalos que originan hemorragias.

¿Cómo se puede prevenir?

El paciente diabético debe realizar un control estricto de su glucemia, de la presión arterial y de los lípidos.
Evitar otros factores que influyen negativamente en la retinopatía diabética: como la obesidad, el tabaquismo o el sedentarismo.
El control oftalmológico y realización del Fondo de Ojos periódicamente, pueden detectar cualquier alteración para poder tratarlo a tiempo y evitar complicaciones que podrían llevar a la ceguera.